Bicarbonato de sodio para tratar la artritis

Bicarbonato de sodio para tratar la artritis

Bicarbonato de sodio, nuestro buen amigo que ayuda en muchas cosas, puede tener un nuevo empleo a nivel científico probado. Aparte de su aplicación en la limpieza, higiene personal y otros usos, una investigación publicado en el diario científico Journal of Immunology notifica que un vaso diario de bicarbonato sódico puede reducir la inflamación en el cuerpo y combatir los síntomas de la artritis reumatoide.

¿De qué forma puede el bicarbonato de sodio reducir la inflamación?

Seguramente has oído charlar del pH, o bien cuando menos has visto en el envoltorio de algún gel anatómico, jabones y limpiadores faciales. Y si bien es verdad que el equilibrio del pH es la clave para la salud de nuestra piel, podemos generalizar y finalizar que es vital para sostener el cuerpo entero sano.

Por servirnos de un ejemplo, en el momento en que un entorno estomacal se vuelve demasiado ácido tras ingerir comestibles enormemente ácidos, como frutas cítricas y tomates, la acidez de estómago aparece, y una acidez crónica puede ser la causa de problemas arduos de salud, como gastritis, úlceras pépticas e inclusive cáncer de estómago.

Recomendado:   Curando las aftas de forma natural

Al tiempo que el pH neutro es siete (exactamente el mismo que el agua), el pH normal en los diferentes órganos de su cuerpo es diferente, por ejemplo::

  • la sangre es levemente alcalina (entre siete.35 y siete.45).)
  • el estómago es bastante ácido (en torno a tres con cinco)

Recuerde que equilibrio es la palabra clave acá, puesto que tanto un pH demasiado ácido como demasiado alcalino para el órgano o bien tejido concreto del cuerpo puede ocasionar problemas médicos. Esto quiere decir que los individuos sanos son aquellos sin cambios en el pH, mas la historia es diferente para aquellos que sufren condiciones inflamatorias crónicas, como la artritis reumatoide.

¿Quién debe tomar bicarbonato de sodio y de qué manera hacerlo?

Las personas con enfermedades inflamatorias crónicas, como la artritis reumatoide, y ciertas enfermedades autoinmunes pueden tomar bicarbonato de sodio para progresar sus síntomas, mas hay un procedimiento para esto.

Método: debe empezar con una dosis bajísima de bicarbonato sódico – ⅛ cuchara de té para un vaso de agua diariamente y después acrecentar gradualmente hasta un máximo de ¼ cuchara por vaso.

Recomendado:   Remedios caseros naturales populares

La dosis requerida cambia para cada persona y va a saber que una dosis es altísima si tiene síntomas como complejidad para respirar y latido acelerado.

En un caso así, debes reducir la dosis de bicarbonato de sodio. Por otro lado, si estos síntomas no aparecen tras tomar la solución de bicarbonato sódico, la dosis seguramente sea buena.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario