Curación de la culebra mapana

image_pdfDescargar este secreto/conjuro en PDFimage_printImprimir este secreto/conjuro

Luego que la culebra mapana haya mordido a la persona, se le pone una liga de carnestolenda, un poco más arriba de la picada, ráspese la herida con un cortaplumas; si se tropezaren colmillos, se le dará una toma de aguardiente anis con capitana generala, si se le hinchase se le dará un sobo de la seca con la yerba sola basta molida con aceite de anis, todo esto que sea tibio.

Después se le raspa la herida y se le pone la chupadera e la parte mordida y polvos de capitana; si se hubiese en la mitad de la curación algún dolor de cabeza, se le dará a oler zumo de la cascarilla. Eso resulta cuando el aire es removido, se prohíbe el sereno y el selo húmedo.

Otra curación para dolor de cabeza: se coge una olla nueva y se pone al fuego con dos frascos de agua, dos matas yerbabuena, una de castilla y otra silvestre, luego que hiervan bastante se le apagara el hervor con una cabalonga, dos nuezmoscadas todo eso se ralla, al bajar la olla, se le pone un cuarto de aguardiente, anís, continuamente se le darán vahos y al cuarto de hora se le seca el sudor; vea que no sala al aire libre, si al primer vaho no se le quita el dolor de cabeza, se le dará otro y con eso es suficiente para quitarse el dolor.

image_pdfDescargar este secreto/conjuro en PDFimage_printImprimir este secreto/conjuro
Recomendado:   Picadura de culebra castrada

Sé el primero en comentar

Deja un comentario