Polen de abeja – un superalimento para cualquier edad

Polen de abeja - un superalimento para cualquier edad

Cuando oímos hablar del polen, de manera inmediata pensamos en temporada de primavera, en las flores, en las alergias…

No obstante, el polen de abeja se considera un superalimento debido a su alto contenido nutricional. Tiene más aminoácidos que la carne, huevos, leche y derivados. Hoy día se ha probado que el polen aporta beneficios que se extienden a tratamientos alternativos para ciertas nosologías.

Mas, ¿cuáles son las peculiaridades y cuáles son las ventajas reales de este superalimento?

Se hallan en el polen dieciocho géneros de aminoácidos, entre aquéllos que se hallan ácido glutámico, alanina, histidina, cistina, leucina, isoleucina, metionina, lisina, fenilalanina, ácido aspártico, arginina y glicina; vitaminas, Todas y cada una del complejo B, salvo B12, pro vitamina liposoluble de tipo A y vitaminas C, D, y E; sales mineras como potasio, fósforo, silicio, sodio y calcio; hidratos de carbono, fructosa, almidón y lactosa; enzimas y substancias con propiedades antibióticas.

Múltiples estudios ya han atribuido al polen un papel estimulante del hambre como al alivio del dolor en las articulaciones. Otros beneficios consisten en asistir a combatir el envejecimiento prematuro, la desnutrición infantil, debido a la presencia de hierro, cobre y magnesio, y la fatiga mental, mejorando la actividad cerebral. Asimismo favorece el sistema cardiovascular debido a la presencia de los antioxidantes antes mencionados.

El polen de abeja tiene una gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes, todos precisos para un organismo sano. Estimula los procesos metabólicos acelerando la combustión de calorías y, como consecuencia, ayuda a perder peso y a supervisarlo. Ayuda al sistema inmunitario y facilita el tratamiento de diversos padecimientos de salud, como lo son:

  • rinitis alérgica
  • anemia
  • heridas
  • inconvenientes intestinales como estreñimiento y diarrea
  • eccema y acné
  • trastornos de la próstata

Como el único comestible que concentra todos y cada uno de los aminoácidos precisos para la salud, múltiples atletas lo emplean como fuente de energía, aseverando que fomenta la fuerza y la resistencia a lo largo del adiestramiento. Las ventajas se extienden tras el adiestramiento en restauración muscular.

Muchos practicantes de medicina holística utilizan el polen para tratar vicios y ansiedad. Asimismo se emplea para asistir en la digestión debido a la exuberancia no solo de vitaminas y minerales, sino más bien asimismo de enzimas que asisten en el proceso digestible.

El primordial inconveniente del polen de abeja semeja ser la alteración de su contenido nutricional, puesto que las abejas pueden visitar diferentes plantas en diferentes países, lo que provoca inconsistencias en esa composición nutricional. Si bien es un comestible natural, las mujeres embarazadas, las personas con alergias, como la alergia al polen, y el asma, no deben consumir polen de abeja como complemento alimentario, ni tampoco los que toman anticoagulantes.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario