Combatiendo la mala digestión de forma natural

Combatiendo la mala digestión de forma natural

Padecer mal de digestión y gases no es nada agradable. La indigestión, llamada por los médicos de dispepsia, es una condición que afecta al cuerpo poco tras las comidas ocasionando eructos, náuseas, vómitos, gases, hinchazón abdominal y ardor estomacal. Este inconveniente afecta a bastantes personas y, debido a los síntomas, de manera frecuente se le confunde con la gastritis. Si padece de esta molestia, conozca, a continuación, los mejores remedios naturales para tratarla:

Ya antes de comenzar a utilizar los fármacos para la digestión es fundamental que consulte con un gastroenterólogo para saber si el inconveniente es verdaderamente la indigestión o bien si los síntomas pueden ser, por servirnos de un ejemplo, intolerancia al gluten, enfermedad que cada vez afecta más a las personas de todas y cada una de las edades.

Té de boldo

El boldo es un enorme digestible y asimismo es recomendado para sanar la resaca por el hecho de que estimula la producción de bilis, ayudando al hígado a metabolizar el exceso de grasa. Ese té es bueno para cuando haga una comida grasa y lo idóneo es utilizar hojas frescas.

Recomendado:   Té de albahaca: conoce todos sus beneficios

Es suficiente con entremezclar una cucharada de hojas picadas en medio litro de agua hirviendo, dejar diez minutos en infusión y colar. Da dos vasos que pueden tomarse en instantes diferentes o bien puede reducir la receta a la mitad para tomar solo un vaso un tiempo tras comer.

Té de yerba dulce

Esa planta aromática, muy popular, asimismo es una enorme aliada entre los remedios naturales para la mala digestión. La yerba dulce estimula la producción de fluidos intestinales, mejorando la digestión, calmando la hinchazón, los eructos, los gases y el malestar.

Para hacer este té, mezcle una cucharada de postre de aguardiente picada, puede ser fresca o bien seca, en una taza de agua recién hervida. Deje en infusión hasta el momento en que se amolde, se rasque y tome sin endulzarlo aproximadamente media hora tras el alimento. Va a ser mejor que no se endulce para eludir que el azúcar empeore los síntomas.

Té de menta con tomillo

La menta es una planta con múltiples propiedades medicinales que contribuyen a la salud de todo el cuerpo, aun ayudando a prosperar la digestión de los comestibles más pesados. El tomillo, aparte de servir como condimento, asimismo tiene propiedades que asisten a una buena digestión y alivio de los síntomas.

Recomendado:   Como hacer "El aceite del amor" para atraer el amor

Para preparar, mezcle una cucharadita de tomillo y una de menta en una taza de agua hirviendo, dejando unos minutos en infusión hasta el momento en que se amolde. Y después solo hay que rascarse y tomar, sin dulcificar y sin comer nada. Deje actuar unas horas antes de la próxima comida.

Té verde

El té verde, de forma especial mezclado con la menta, es otra de las opciones mejores de medicina natural para la mala digestión. Al paso que la menta calma los síntomas, el té verde estimula la producción de más jugo gástrico a fin de que los comestibles prosigan siendo digeridos.

Lo idóneo es que adquieras uno que venga desecado, mas no molido en bolsas, en tanto que estos pueden contener mezclas (blends) con otras yerbas, alterando su efecto. Para esto, mezcle una cucharada de hojas picadas de té verde y una cucharada de hojas picadas de menta en una taza de agua bien caliente, mas sin hervir. Tras cinco minutos en infusión, cuele y tome sin dulcificar.

Recomendado:   Remedios naturales para curar la migraña

Sé el primero en comentar

Deja un comentario