Aceite de ricino: ¿puede ser usado por mujeres embarazadas?

mujer en embarazada

Las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia no deben usar aceite de ricino, en tanto que puede inducir el parto y provocar intoxicaciones en el bebé. Además de esto, no hay pruebas científicas que prueben sus propiedades más comunes: laxantes y también hidratantes para el pelo y la piel.

El aceite de ricino se extrae de la semilla de la mamona. Es rico en ácido rinoleico-encontrado solo en aceite de ricino – ácido oleico (uno de los componentes del omega nueve), ácido linoleico y ácido linolénico (componentes del omega seis). Aparte de estas substancias, asimismo contiene ácido pálido, ácido esteárico, sales minerales y vitamina liposoluble de tipo E. en la semilla hay una toxina muy potente soluble en agua llamada ricina. Como es un aceite, no se mezcla con la toxina a lo largo de la extracción.

Usos populares del aceite de ricino y aplicación del aceite de ricino en el pelo

Es muy habitual el empleo del aceite de ricino para restaurar, hidratar los hilos y alentar el desarrollo del pelo. Asimismo se usa para combatir el exceso de oleosidad y la caspa, si bien su propiedad antifúngica no está probada a nivel científico en los humanos.

Recomendado:   Resfriado: ¿cómo recuperarse rápidamente?

A estos efectos, el aceite de ricino se mezcla con el acondicionador o bien la crema de hidratación pilífero.

Aplicación del aceite de ricino en la piel

En la piel, el aceite de ricino se usa para tratar el acné y la oleosidad, la hidratación y la prevención del envejecimiento, de este modo para sanar la cicatrización natural.

En estos casos, se agrega aceite de ricino a la crema hidratante. Se debe aplicar con la piel limpia, preferentemente tras un baño templados cuando los poros estén abiertos. Esto garantiza una mejor absorción de la crema y el aceite.

Otras aplicaciones del aceite de ricino

En ocasiones, el aceite de ricino asimismo se usa popularmente como protector hepático, antihistamínico y antinflamatorios. No obstante, estos efectos se observaron en estudios de laboratorio con ratas. Aún no hay pruebas con pruebas efectuadas en humanos.

La acción antifúngica del aceite de ricino se ha encontrado en pocos estudios y debe aclararse mejor.

Recomendado:   Picadura de culebra castrada

¿Por qué razón las mujeres embarazadas no pueden emplear aceite de ricino?

Existen estudios científicos que muestran que el aceite de ricino es capaz de inducir el parto. Esto quiere decir que su empleo en mujeres embarazadas puede dar sitio a un parto prematuro con peligro de muerte del bebé.

Si bien no se conoce totalmente el mecanismo de inducción del parto, las mujeres embarazadas no pueden ingerir ni aplicar aceite de ricino en la piel o bien el pelo. En el caso del empleo tópico, a través de aplicación en el pelo o bien la piel, no se sabe si la cantidad de aceite de ricino absorbida puede inducir el parto, con lo que esta forma de empleo tampoco es segura.

¿Por qué razón las mujeres que están amamantando no pueden hacer uso del aceite de ricino?

Todos y cada uno de los productos que se aplican sobre la piel y el pelo o bien que ingieren las mujeres que dan el pecho son absorbidos y pueden alterar la composición de la leche materna. La presencia del aceite de ricino en la leche materna puede provocar vómitos y también intoxicación en el bebé, aparte de otros efectos todavía ignotos. Por tales razones, los lactantes no pueden emplear aceite de ricino.

Recomendado:   Combatiendo el estreñimiento de forma natural
Es esencial que las mujeres embarazadas o bien en periodo de lactancia consulten a su médico ya antes de usar cualquier producto o bien de tratar el pelo o bien la piel. Esto reduce el peligro de dificultades tanto para el pequeño como para la madre.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario