¿Cómo curar y tratar la resaca?

como curar la resaca

Para sanar la resaca, se aconseja reposar y tener una nutrición ligera, eludiendo frituras, dulces y comestibles grasos para no sobrecargar todavía más el hígado.

La hidratación con agua, té, agua de coco y jugos de frutas naturales es esencial para restaurar el exceso de líquidos perdidos.

La fructuosa, el azúcar en las frutas y la miel, asimismo es genial para sanar la resaca, pues hace que el metabolismo del alcohol sea más veloz y acelera su proceso por el cuerpo.

Para combatir el ardor estomacal, se aconseja tomar leche o bien antiácido. Para las náuseas, se pueden emplear fármacos que asistan al vaciado de estómago.

Deben evitarse los calmantes usados para calmar el cefalea, como el ácido acetilsalicílico y el paracetamol. El ácido acetilsalicílico puede generar gastritis alcohólica y el paracetamol asociado al alcohol puede ocasionar una enfermedad hepática grave.

¿De qué forma eludir la resaca?

Para eludir la resaca, el paso inicial es preparar el hígado y el estómago ya antes de comenzar a tomar, alimentándose en especial con comestibles con alto contenido en grasas e hidratos de carbono (pasta, pan, arroz, papas, entre otros alimentos).

Asimismo es fundamental tomar mucha agua para combatir la deshidratación, ya antes, a lo largo de y tras el consumo de alcohol. Lo idóneo es tomar doscientos ml de líquido no alcohólico cada veinte minutos mientras que consume alcohol.

Recomendado:   Formula para preparar la hiel del ciempiés, del alacrán y araña negra velluda

Exactamente la misma relevancia tiene la nutrición. La persona debe comer con determinada frecuencia mientras que está tomando, singularmente hidratos de carbono.

Estos cuidados asimismo dismuyen la agresión a las mucosas del estómago y del esófago ocasionada por el alcohol, ayudando a reducir la sensación de quemazón y los mareos.

Los fármacos empleados para prevenir la resaca deben emplearse con cautela y, incluso de esta forma, la persona no es inmune a la resaca si toma sin límites.

No obstante, no todas y cada una de las personas que toman demasiado tienen resaca. La aparición de los síntomas depende de la cantidad ingerida de alcohol, de la hidratación y de la adaptación del hígado al alcohol. Merece la pena rememorar que no importa el género de bebida alcohólica consumida, sino más bien la cantidad.

Asimismo merece la pena apuntar que, aun con todos esos cuidados, la persona no está plenamente libre de tener una resaca al día después. Con lo que la mejor manera de evitarla es tomar con moderación.

Recomendado:   Remedios Naturales Después De Una Extracción De Muela del juicio

Sé el primero en comentar

Deja un comentario